Seleccionar página

Vamos a intentar dar, desde nuestro humilde punto de vista, las principales directrices que puede seguir un coworker para su propia salud mental dentro de un coworking ( o uno como los nuestros ).

 

Probar

En Grow Working estamos intentando presentar un producto atractivo en muchos sentidos desde nuestras plataformas pero no deja de ser teoria.

Nos preocupa mucho enseñar cómo sería estar aquí a un posible cliente, pero nos preocupa más que alguien se atreva a probar para que le quede seguro que de la teoría a la práctica no hay diferencia y que nuestros servicios son tal y como los describimos. Por tanto para una salud lo inicial es probar. Además como no hay compromiso ni fianza podemos decir que puedes probar gratis y sin ninguna responsabilidad.

 

Recuerda. Es un espacio compartido.

Un coworking es una oficina de ensueño, pero no deja de ser compartida. Respeta, se educado, haz un esfuerzo por dejar los espacios como los encuentras y avisa si necesitas algo. Es sencillo y recibirás muchos beneficios a cambio en tu entorno profesional y puede que personal de forma indirecta.

 

Planificar.

La oportunidad de ir modificando tus planes pueden llevar a economizar en el coworking. Hay meses en los que requieres menos días y puedes cambiar tu plan a media jornada en verano o a usar un bono en la semana de navidad. La planificación y con tiempo puede permitirte saber cual es tu plan ideal, los servicios que conlleva y programarte.

 

Conocer tu entorno.

EL coworking es tu oficina, es tu puesto de trabajo. Es compartido, dirán. Si, compartido pero tuyo. Conoce a tus compañeros aunque no se promueva esa artificial sinergia. Siempre puedes encontrar una seguna opinión de un compañero, consejo o interpretación de algo y al mismo tiempo devolver el favor o incluso localizar una oportunidad compartida. Al mismo tiempo reconocer tu entorno puede permitirte en cada momento extender y aprovechar los servicios del coworking mejor.

 

Adaptate. No escuches lo que no necesites.

El uso de cascos es un punto muy extendido y que permite abstraerte, concentrarte y no oir cosas que son innecesarias.

Adaptate también a tu puesto, a elegir un buen sitio, con silla adaptada o que no genere ningun problema o sobresalto. No eres el primer coworker que se pone los cascos y recibe un monumental susto al golpear una silla de oficina por detrás y te de un vuelco el corazon.

 

Usa todos los espacios.

Si hay un espacio para hablar, una cabina de skype o sala de reuniones,… usala si la necesitas. Usa los espacios segun tus posibilidades y servicios. Usa la cocina, el almacenaje, imprime lo que realmente necesites o extiendete si necesitas esos 30 minutos antes de acabar el dia si te ayudarán mañana. Aprovecha las oportunidades que el coworking te permite para asi rentabilizarlo y por tanto te sea más economico de lo que recibes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies